Capítulo 1: 130.

Los invito a pasar por mi otro Blog. Allá cuento mi vida de verdad.

También los espero en mi Instagram: @clauberg

O la FanPage de Facebook: Mi Nuevo Mundo Saludable.

Gracias a todos!

Nutrir-C

Me levanté temprano y como todas las mañanas después de lavarme los dientes y hacer pis, me quedé en ropa interior y subí a la balanza.

130 kg., marcó.

El corazón me empezó a latir muy fuerte. Como todas las mañanas.

Cada día el número aumentaba.

Cada día la angustia aumentaba.

Cada día la ingesta aumentaba.

Cada día mi autoestima disminuía.

Cada día mi calidad de vida disminuía.

Cada día mi círculo social disminuía.

Bajé de la balanza y me senté en la cama a llorar. Así como estaba, con la piel erizada por el frío, era mediados de agosto y la temperatura a las siete de la mañana era muy baja.

El número giraba a mi alrededor. Me daba miedo. Me paralizaba. Me hacía sentir que estaba en un pozo cada vez más profundo.
Me sentía muy sola. Y desesperada.

No sabía en qué momento pasó. Tampoco sabía cómo…

View original post 165 more words

Advertisements

El Rosal.

Berta se asomó por la ventana de la cocina y vio que su rosal había florecido. Era el último domingo de invierno, sin embargo, su patio ya lucía la primavera.

Recordó el día en que lo había plantado. Fue un domingo de noviembre. El primero que pasaba en su hogar de casada. Fidel le estaba sebando unos mates, mientras ella removía la tierra y depositaba esa plantita diminuta que les había regalado Carola, su suegra.

Habían aceptado el regalo por respeto. Pero la verdad era que a ninguno de los dos le hacía gracia la idea de tener que cuidar una planta. Además, Berta quería ser una buena nuera para Carola, que era tan amorosa.

Nunca cuidaron el rosal. Lo dejaron a la buena de Dios y él cada año florecía. Daba unas rosas fucsias tan vivas y maravillosas que iluminaban el gran patio, a pesar de ser el único encargado de embellecer el lugar y de que solo lo tenían en cuenta cada primavera.

Berta sintió que Fidel se acercaba. Le mostró las rosas de su fiel rosal y ambos sonrieron. Los dos recordaban el primer domingo de casados, 35 años antes, cuando entre risas, ilusión y un enamoramiento primaveral, habían plantado el regalo de Carola, divertidos ante la idea de que sospechaban que no duraría ni un mes por los pocos cuidados que obtendría.

Sin embargo, el rosal había sobrevivido a todo. Lluvias, crudos  inviernos, calores intensos, sequías y al abandono cuando no estaba hermoso, lleno de rosas.

Berta volvió en sí, y empezó a preparar un postre para recibir a sus hijos, nueras y nietos como todos los domingos. Y se dio cuenta de que aquel rosal era como la semillita de esa hermosa familia que llegó después.

Si bien no lo había cuidado como se merecía, lo había plantado con todo el amor y la felicidad de una recién casada. Con la ilusión de que ese amor tan intenso que compartía con Fidel floreciera lo antes posible y durase toda la vida.

  23-mayo-2010-rosal-trep-floracion-unica

Fin.

Cada cosa en la vida, tiene un principio y un final.

A  veces, los finales son deseados, otras no. A veces son dolorosos, otras tristes, otras produce una gran satisfacción o libertad. A veces, los finales llegan por la vida misma, otros toman trabajo.

De vez en cuando, nos suceden cosas que vienen a cumplir un ciclo en nuestra vida y aunque nos cueste, debemos darle un fin.

Es el caso de este blog. Surgió por mi inmensa necesidad de mostrar a quien quisiera leerme un poquito de las historias que imagino y de mis reflexiones. Con un poco de miedo y de vergüenza pero también con deseo, con ilusión.

Fue muy grato para mí, ver que sí había en el mundo alguien que iba a poder leer mis pequeñas historias. También,que había quienes se enamorarían de algunos personajes. Que había quienes se tomarían el trabajo de decirme palabras bonitas, quienes esperarían mis publicaciones y hasta se preocuparían por mí cuando me tardaba en hacerlo.

Fueron casi 3 años de Taína Dalí, y qué feliz me sentí en este tiempo de compartir algo tan importante para mí, con todos ustedes. Las palabras hoy no me alcanzan para agradecerles tanto amor, a tantas personas.

El 2016 me trae más cambios, más responsabilidades y va a ser muy complicado publicar tanto como quisiera.

Me costó mucho tomar la decisión de decirle adiós a este blog. Porque lo quiero a él, los quiero a ustedes y me quiero a mí cuando escribo, pero la vida te sorprende, te lleva por distintos caminos y prefiero cerrar y concluir este hermoso ciclo a seguir ausentándome tanto tiempo.

También quiero mucho a la nueva yo, que me demanda tiempo y tiene muchas más responsabilidades. Por eso, llegó el momento de decidir.

Así que, aquí estoy, despidiéndome de ustedes, con un poco de nostalgia, como casi siempre sucede en las despedidas.

Gracias de todo corazón, por tantas cosas lindas. Por estar del otro lado siempre. Por tomarse un ratito para leer a Taína Dalí.

Fin.

fin

Dos Caminos.

  Tomasa, una neurocirujana de 36 años, muy exitosa en su campo, estaba arreglándose en la habitación del hotel para el día más importante de su vida. En solo dos horas, iba a presentar un caso clínico de un paciente con un tumor cerebral. Ese paciente había sido diagnosticado hacía poco tiempo y ningún neurocirujano se había atrevido a echarle mano, por lo que el pobre hombre esperaba la lenta muerte que le habían pronosticado, mientras su esposa se empeñaba en seguir recorriendo médicos que pudieran ayudarlo.

  Por gracia de Dios,se habían cruzado con Tommy. Ella, en el auge de su profesión, llena de confianza y seguridad, con muchas ganas de estudiar y de intentar nuevos tratamientos, les había propuesto algo distinto. Una cirugía que aún nadie había llevado a cabo con éxito, pero que era la única posibilidad de retrasar un poco la muerte. Si todo salía bien, podría extirpar el tumor. Ella tenía esperanzas, aunque nadie lo había logrado, se pasaba días enteros creando caminos y estrategias diferentes. Plan A, B, C y quería tener un D por las dudas. Si todo salía mal, había probabilidad de que Pedro se muera en la mesa de operaciones, pero ella iba a hacer todo lo posible para que eso no pasara. Si veía que la cosa no iba bien, iba a cerrar y dejar todo como estaba.

 Lo habló con Pedro y su esposa. Les contó todo con detalles. Les explicó cada una de las situaciones a las que se enfrentaban y subrayó, que nadie había salido de ahí con un cien por ciento de éxito.

  Ellos aceptaron lo que se les ofrecía. Era lo mejor que tenían hasta ese momento. Y Pedro las consoló a las dos, como si Tomasa fuera su hija, diciéndoles, que no le tenía miedo a la muerte. Esa posibilidad incluso formaba parte de su día a día.

  Tomasa estuvo operando a Pedro durante veinte horas seguidas. Tuvo miedo los días previos, estuvo a punto de abandonar porque cuando se encontraba en el recorrido de los pasos que debía seguir,con una posibilidad de fallo, se preguntaba a sí misma, qué le hacía creer que si nadie lo había logrado, ella lo podía hacer?

  Sin embargo, tuvo mucho apoyo emocional, académico y laboral. Sus jefes, compañeros, alumnos, amigos y familiares estuvieron sosteniéndola todo el tiempo y gracias a todos ellos, a la confianza que le tuvieron Pedro y su familia y a la dedicación que ella misma le puso al caso, tuvo mucho éxito. No fue el cien por ciento, pero logró extirpar el 95 por ciento del tumor y Pedro no tuvo ninguna secuela. El cinco por ciento restante, esperaban atacarlo con rayos y quimioterapia. Era lo máximo que alguien había logrado y por eso estaba ahí,en el Congreso Internacional de Neurocirugía, para presentar su caso, contar paso por paso lo que había echo y para que cientos de neurocirujanos de todo el mundo pudieran felicitarla y aplaudirla porque había logrado llegar un paso más allá, en el camino de la ciencia.

  Cata, se conectó en sus redes sociales. Había vuelto a su casa muy cansada, se dio un baño relajante y se preparó algo para comer. Su esposo no llegaría hasta unas horas después, por lo tanto tenía un buen rato a solas.

  Como todos los días, lo primero que hacía era revisar sus redes sociales. Responder la mayor cantidad de mensajes  y comentarios que le dejaban sus fans, porque eso sí le gustaba manejar a ella, y después se ponía a escribir.

  A Cata le fascinaba la novela romántica, desde que era una adolescente y se pasaba la mayor parte de sus horas libres leyendo. Un día, cuando ya tenía más de veinte, se le ocurrió que todas las historias que ella tenía en su mente, también podían gustarles a otras personas como a ella le volvían loca las de sus escritoras favoritas.

  Así empezó, creó una cuenta en todas las redes sociales que le gustaban, las dejó bien bonitas, y también creó un blog. Allí, dio rienda suelta a su pluma y su imaginación.

  De repente se encontró con que a muchas personas les gustaba lo que escribía y que lo que siempre había temido (quedarse sin historias) no era posible, porque todas las situaciones, personas o conversaciones le inspiraban algo.

  Había personas que le pedían que escriba más sobre algunos personajes y así se dio cuenta de que podría escribir una novela. Así lo hizo, pero cuando llegó la hora de la publicación, no sabía qué tenía que hacer. Empezó por contratar a una amiga que era correctora literaria y a su esposa que era editora. Necesitaba ayuda legal, por lo tanto, sentó a  su entonces novio, que era abogado, a estudiar sobre el tema. Un amigo se encargó del diseño y así, tiempo después, con muchos dolores de cabeza, rechazos y noches turbulentas en el medio, su primer novela románica vio la luz. Y tuvo un éxito inesperado.

  Cata, gracias a su promoción por las redes sociales, se había echo conocida antes de la novela. Mucho antes. Entonces, cuando el libro por fin salió, tuvo más éxito del que ella esperaba. No solo en su país, también en otros de habla hispana.

  Pero había algo con lo que Cata no contaba, porque no esperó todo ese éxito en su vida. Cuando el libro salió, ella tenía que hacer la presentación y firmar libros, y le habían concertado entrevistas en algunos medios audiovisuales para que promocionara su libro y la gente, su gente, la conociera por fin. Y la editorial quería que también viajara a otros lugares a realizar firmas y promoción…

  Pero Cata no podía hacer eso… porque Cata no existía. Ella en la vida real, era Tomasa, la exitosa neurocirujana que todos los días de ocho a catorce trabajaba en un hospital.

  Nadie en la vida de Tomasa, sabía de la existencia de Cata. Excepto claro, quienes la ayudaron en la publicación de la novela. Nadie sabía que esa mujer imponente, tan cientificista, correcta, que solo pensaba en su trabajo y sus pacientes, cuando se quitaba el guardapolvo, se moría por las historias de amor.

  Esta mujer se encontraba en una encrucijada. Debía elegir un camino. Debía elegir la vida de Cata o de Tomasa. El problema era, que estaba enamorada de las dos.

  Dilemas.1

Premios!!

Estuve un poco desaparecida el último tiempo, entre vacaciones y una pequeña enfermedad, me alejé de la compu un rato.

Cuando regresé, me encontré con que el querido Demian Nicolás me había nominado a tres premios.

Como siempre digo, es una caricia al alma que un compañero/a de ruta bloguera nos nomine. Es un estímulo también para seguir adelante. Y también lo siento como un abrazo de alguien que está del otro lado, haciéndome saber, justamente, que está ahí, leyéndome, aunque a veces no lo sepa.

Muchísimas gracias Demian por esta nominación triple. Por estar ahí, acompañándome, en este camino de letras, desahogo e historias inspiradas en solo Dios sabe qué. Por escribir tan bonito, es un placer leerte siempre.

Las reglas, como siempre, es nominar a aquellos blogs que más nos gustan. Tarea difícil habiendo tantos escritores, blogueros, amigos, tan buenos en este mundo. De cualquier manera, voy a recomendar algunos, de los tantos que sigo, me gustan y me encanta leer.

  Tinta en los Dedos

Here Comes Sun

Martes de Cuentos

Non Perfect. El Blog Imperfecto

En Humor Arte

Soy Mi Palabra

Confesiones Clandestinas

Escribe Fino

Infinity Hope

Sentimientos Azules

  Por último, algunas preguntas opcionales de uno de los premios:

  ¿De qué hablás en tu blog? El tema principal y lo que intento transmitir, es el amor. En todas sus formas. Es lo más lindo e importante que tenemos, quiero que recordemos eso todo el tiempo.

  ¿Qué te hizo crear tu blog? Las ganas de compartir las historias que armo en mi cabeza todo el tiempo. El deseo de que otros, como yo, empecemos a darnos cuenta de que el amor, como el humor, salva.

  ¿Qué personalidades famosas sentarías juntas a la mesa en la cena de tus sueños? Me gustaría mezclar a personalidades que admiro mucho de diferentes ámbitos y ver qué sale de eso. Mis favoritos: Ramón Díaz (ex Director Técnico de River Plate), Roger Federer, Paul Mc Cartney, Alfonsina Storni, Meryl Streep, Frida Kahlo.

  ¿Cuáles son los tres adjetivos que usarías para describirte? Cariñosa, perseverante, generosa.

  ¿Cuál es el objeto más raro de tu habitación? Creo que no hay nada raro.

  ¿Cuál fue el último libro que leíste? Las Viudas de los Jueves de Claudia Piñeyro.

  ¿Cuál es tu refrán o frase favorita? Lo prometido es y siempre será deuda, era la frase que siempre decía el fallecido tecladista de No te Va A Gustar, Marcel Curuchet. Me gustó y me la apropié.

  ¿Qué canción elegirías para poner banda sonora a tu vida? Suddenly I See de KT Tunstall.

  ¿Cuál es tu postre favorito? En casa nunca hay postre, a menos que sea una ocasión especial. Y cuando me encuentro en un lugar o situación que incluye postre, el único al que le digo sí, es al helado. No puedo resistirme.

  ¿Un sueño por cumplir? Escribir una novela histórica.

  ¿Tus hobbies? Leer, escribir, escuchar música, mirar fútbol, cocinar.

versatile-blogger-award

veryinspiringbloggeraward

black-blogger-award-ii

  GRACIAS  a todos por visitarme en este espacio cada día. Por sus mensajes y cariño de siempre. Una vez más, gracias Demian.

  Les envío todo mi amor!

Fue tan bueno.

El año pasado escribí el post Fue Tan Bueno, inspirado en la canción del mismo nombre, de la banda La Franela. Hace unos días salió el video oficial de la canción, por eso, reblogueo el post, que tiene el link nuevo con el clip recién sacado del horno. Que los disfruten!

Taína Dalí

Paz soñaba día y noche con Martín.

Martín, a sus 34 años, era una eminencia en nefrología. Paz, como residente de la especialidad, leía sus artículos y se compró los dos libros que escribió sobre diabetes y daño renal.

Un buen día, ella estaba en twitter y vio que una conocida retuiteó una frase  que citó el hombre en cuestión. Nada relacionado con la medicina. Era una frase de una canción de su banda favorita. La banda favorita de Paz también.

Ella no sabía que Martín tenía twitter. Lo empezó a seguir en ese instante, y empezó a leer todos sus tuits. No era el doctor Lorenzetti ahí. Era simplemente Martín. Hablaba de lo que le gustaba, lo que hacía, sus hobbies, todo escrito con mucho humor. Le encantaba leerlo, se divertía mucho, además de que tenían gustos muy parecidos.

Pasó un tiempo y descubrió que también este médico al…

View original post 656 more words

Black Wolf Blogger Award.

Hoy, entrada especial.

Hoy, solo agradecer. Mi gracias inmenso va a Ahlamy Sar por nominarme para este premio bloguero. Es una caricia para el alma que me pone muy feliz.

Y como es día de solo agradecer, aprovecho para decirles una vez más, GRACIAS a todos los que se pasan a diario por mi pequeño espacio. Me pone muy contenta recibir mensajes y ver que me leen de todos lados. Gracias de verdad, por estar siempre ahí.

Por otro lado, siguiendo las reglas del juego, paso a nominar a 15 blogs. Quiero decir que todos los blogs que sigo, los sigo porque me encanta leerlos, pero tenía que elegir unos pocos. .

100% recomendados, mis 15 nominados:

  image31