Amor, Paz y Libertad.

Creo que de lo que menos sé en la vida, es de política. Y está mal. Bueno, a medida que uno crece se va interiorizando un poco porque forma parte de la vida misma. Aprendemos qué es lo que queremos para nuestro país, escuchamos candidatos y entendemos que vivir en democracia, es una bendición, (la mayoría, no todos, claro).

En Argentina estamos viviendo un momento histórico, el próximo 22 de noviembre se llevará a cabo el primer ballotage en nuestra historia. Por un lado, el candidato propuesto por el actual gobierno, por el otro, un empresario de clase social alta.

Yo soy independiente, primero por legado familiar, luego por elección. Hoy, afianzo más mi postura de no pertenecer a ningún partido político.

En este mes he visto tanta violencia que estoy asqueada. Fanáticos enceguecidos que apoyan a una persona y no una ideología, le rinden tributo y darían su vida por ellos.

Ahí está mi defensa en la independencia política. Yo puedo ver lo que hizo bien y lo que hizo mal este gobierno, puedo criticarlo y felicitarlo, puedo ver todas las acciones sin vendas, ni odios, ni deseos mezquinos. Puedo pensar en el bien o mal que nos hizo a todos y no solo en el mío. Puedo escuchar atentamente a Daniel Scioli, su candidato, sin que me explote el corazón, ni de ira ni de amor. Escucharlo y decidir si me convence su propuesta o no. Puedo también escuchar a Mauricio Macri, el empresario, candidato a quien comparan con el señor Burns de Los Simpsons, y que tampoco me explote el corazón.

El país está dividido, peleado, lleno de odio, cuando tendríamos que estar unidos exigiendo que ellos cumplan su deber, hagan lo que les corresponde, como hacemos cada uno de nosotros en nuestros trabajos.

Uno, llega un momento en la vida, en que no puede seguir viviendo en una burbuja donde no existe la política. Si bien ya estoy grande, esta es la primera elección presidencial que estoy bien consciente de lo que pasa a mi alrededor, y me asusta.

Como también me asusta lo que está pasando entre Francia y Siria, y en todos los países que están en conflicto, tanto  internos como con otros países.

El mundo necesita paz, y la única forma de conseguirla es con amor y solidaridad. Yo sé, si me leyera alguno de los grandes políticos o guerrilleros se reirían de esto, y pensarían lo ilusa que soy. Sin embargo, como siempre digo, para cambiar algo externo, hay que empezar por uno mismo.

Realmente, es necesario perder a un amigo o un familiar por peleas políticas? Por defender a un político ciegamente? Creo que en esos pequeños actos está la falta de amor. Yo puedo tener mi ideología y vos podrás compartirla conmigo o no y eso es muy bueno, imagináte que aburrido sería el mundo si todos pensásemos igual y nos gustaran las mismas cosas. No obstante, ese no es motivo para atacarnos, pelearnos ni querer convencernos unos a otros de que lo nuestro es mejor.

Dejemos que cada uno sea libre de pensar y hacer aquello que más feliz lo hace. La felicidad trae amor hacia uno mismo y al que tenemos al lado y eso por fin nos dará un poco de paz.

1270176577081_f

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s