Dos Años.

Hace dos años, comenzó este blog. Publiqué el primer post con un poco de miedo, nervios y vergüenza porque era la primera vez que sacaba a la luz algo que había escrito. También con mucha ilusión, porque cuando hacemos algo con amor, ganas y mucho disfrute queremos que eso se sienta, se vea y guste.

Como siempre, cuando hay un suceso importante, uno hace balances. Y en dos años, vaya que han pasado cosas. Algunas lindas, otras tristes, momentos muy felices y otros de frustración. Períodos de estar muy acompañada y otros de soledad, algunos de ellos fueron ocurriendo por la vida misma, y otros por propia elección.

Lo cierto es, que si bien la mayoría de las historias que escribo no son situaciones que viví yo personalmente y que son ideas que salen de mi cabeza o de mi corazón, o de ambos por qué no, en los relatos se ven mis sentimientos. Porque cuando una persona está pasando por una situación o estado emocional en particular, es eso lo que más se le presenta en la vida cotidiana.

Así como los sentimientos, también se ven las dudas. Al principio no tenía muy en claro de qué iba a ir el blog e incluso ahora me da un poco de vergüenza que alguien lea mis primeros posteos. Pero como todo en la vida, el blog fue evolucionando y la verdad es que cada vez me siento más cómoda (aunque a veces la vida me consuma y no pueda publicar tan a menudo como quisiera) y a gusto con este espacio.

Y en medio de todo este camino, fui encontrando el rumbo y cada vez me aproximo más a lo que quiero decir. Es por eso que creé una comunidad en Google+, contenido que también publico en la Fan Page de Facebook.

A lo largo de estos dos años, tomé como bandera el AMOR, en todas sus formas, porque eso nos lleva a un mundo mejor. El amor es muy poderoso y creo que tenemos que ponerlo como centro de nuestra vida. A mí me costó mucho tener como lema al amor. Y me sigue costando, pero de a poquito va tomando su lugar.

Ese es el mensaje que quiero dejar a todo aquel que me lea. El Amor tiene que liderar el mundo. A nosotros mismos, a los que nos rodean, a todos los seres vivos, a la tierra, a un Ser Superior y a todo lo que necesitemos. Porque de eso se trata, amar implica cuidar y ser merecedores del mismo cuidado. Amar es dar y también saber recibir.

Quiero agradecer a todos los que pasan por este blog cada día. De tantos países, de lugares muy cercanos y también desde la otra punta del planeta. GRACIAS por estar del otro lado, por leerme, mandarme mensajes tan bonitos y alegrarme siempre el corazón.

79929354f0b234d8ed943c36e3bd7a8c