Dulce Mirada.

Luna caminaba por el sector de yerbas y tés en el supermercado. Estaba eligiendo qué yerba llevar, tomó un paquete y sin querer se le resbaló y se le cayó.

Cuando se agachó a levantarlo, lo agarró al mismo tiempo que otra persona. Lo miró y vio los ojos más dulces que se habían cruzado frente a ella en toda su vida. Estuvieron los dos unos segundos mirándose hasta que ella reaccionó.

—Gracias—le dijo y sonrió.

—No fue nada—le contestó él y siguió trabajando.

 

Luna no pudo olvidar esos ojos. No sabía cómo era aquel chico físicamente, mucho menos como persona. Solo sabía que era repositor externo en el supermercado de su barrio y que tenía los ojos más puros y dulces que había visto. Eran de color marrón, profundos, rodeados de abundantes y largas pestañas negras.

 

Un par de días después volvió al supermercado, con su amiga Lola. Pasaron por la verdulería, buscaron todo lo que necesitaban y Luna se quedó haciendo la cola para que le pesen las frutas y verduras mientras Lola continuaba con el resto de las compras.

Quien pesaba las frutas y verduras era el chico de los ojitos dulces, como lo llamaba desde hacía un par de días. Luna no podía parar de mirarlo. Observaba cada movimiento, lo vio en forma completa por primera vez. El chico era alto, de espalda grande, con unos cuantos kilitos de más, cabello negro, corto y ondulado. A grandes rasgos no era un chico lindo, pero esos ojos… esos ojos de mirada profunda le habían quitado el sueño.

Cuando le llegó el turno a ella, él le dijo:

—Hola, ¿cómo estás?—y le sonrió.

Esa sonrisa derritió a Luna. El corazón le empezó a latir con mucha rapidez, le empezaron a temblar las manos y sintió que sus mejillas se ponían rojas. Pero juntó coraje y le dijo:

—Hola! Todo bien, ¿vos?—y le sonrió de la forma más dulce posible.

—Muy bien—dijo “ojitos dulces” y volvió a sonreír.

Luna no pudo dejar de pensar en esos ojitos dulces sin nombre. Sin embargo, cuando un par de días después volvió al supermercado, no lo vio. ¿Lo habrían cambiado de horario o ese sería su día libre? No lo sabía, esperaba que fuera su día libre, no obstante, la desilusión se apoderó de ella. Y para su sorpresa, la tristeza también.

Volvió un par de días más tarde, y tampoco estaba. Intentó al día siguiente, y al siguiente, pero nada. Pensó que se estaba obsesionando un poco con ojitos dulces. Ya estaba. Era un chico que se había cruzado dos veces en el supermercado, tenía que olvidarse y seguir con otra cosa.

Pero no podía. Pensaba todo el tiempo en él, lo soñaba por las noches y lo buscaba en las calles cuando pasaba alguien a su lado con algún parecido físico a su repositor externo.

Sin embargo, como siempre ocurre cuando el tiempo pasa, Luna se fue olvidando del chico de los ojitos dulces. Cuando había pasado alrededor de un mes desde la última vez que lo había visto, ya pensaba muy poco en él. Aunque, no dejaba de pensar en que nadie tenía en el planeta unos ojos tan bonitos, una mirada tan profunda y una sonrisa tan dulce.

 

Aproximadamente seis meses después, Luna iba caminando muy apurada porque llegaba tarde a la facultad. Empezó a cruzar la calle sin darse cuenta de que venía un auto a toda velocidad.

—CUIDADO!!— le gritó alguien y la empujó a la vereda del otro lado.

Cayeron juntos en el césped. Luna muy asustada, levantó la mirada para agradecerle a la persona que le había salvado la vida. Y ahí estaban, los ojitos dulces en los que tanto había pensado.

—Muchas gracias! Me salvaste la vida—le dijo ella temblando, asustada y feliz. —No sé cómo voy a hacer para recompensarte esto…

—No fue nada—le dijo él con su sonrisa llena de dulzura—la recompensa más grande es—le acarició la mejilla izquierda—haber encontrado estos ojitos dulces que tanto había buscado.

Imagen

Advertisements

4 thoughts on “Dulce Mirada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s